Como limpiar correctamente el metacrilato

Al hablar de expositores de metacrilato, estamos hablando de un material altamente resistente que permite tener siempre los resultados deseados. Las urnas de metacrilato son bastante populares en la actualidad puesto que permiten mostrar los objetos de una forma segura, en especial cuando estos son muy valiosos.

Sin embargo, no siempre se tienen las mejores políticas para la limpieza del metacrilato lo que puede causar que se tengan unos resultados no deseados. Por esto, he preparado este post, con la finalidad de que puedas saber exactamente cómo limpiar tus expositores de metacrilato.

Consejos para la limpieza del metacrilato

El metacrilato a pesar de ser un material altamente resistente se deben evitar ciertas cosas que podrían dañarlo y dejarlo inservible. Para su limpieza correcta sigue estos consejos:

Agárralo bien

Es muy importante que no vayas a agarrar tus expositores de metacrilato por la parte más débil de los mismos. Esto debido a que así se evitará cualquier tipo de inconveniente que pueda surgir por una mala fuerza que se haga al expositor.

Siempre se recomienda intentar evitar las esquinas de los expositores a la hora de agarrarlos para limpiarlos. Esto debido a que así, podrás tener siempre una mayor comodidad, y evitarás al máximo que se puedan producir problemas serios.

Limpia con un paño húmedo

El metacrilato nunca debe ser limpiado con un paño seco, porque esto podría hacer que el metacrilato se raye con facilidad. En todo caso, se recomienda que se haga la limpieza utilizando un paño ligeramente humedecido y que sea de un material suave como algodón.

El uso de jabón no está recomendado a menos que sea indispensable para lograr quitar algún tipo de suciedad que no cae fácilmente. Sin embargo, será básico que utilices jabón neutro en pocas cantidades para que puedas retirar todo el jabón y que no lo vayas a dejar sobre la superficie.

No uses limpiavidrios o alcohol

El brillo del metacrilato y su transparencia lo hacen muy bueno para exponer cualquier tipo de elementos de una forma sencilla. Sin embargo, es importante tener en consideración que estos expositores no se pueden limpiar con sustancias fuertes.

En todo caso, los químicos que tienen los limpiavidrios, o el alcohol, pueden provocar que se pierda el brillo de los mismos. Por lo tanto, se reducirá drásticamente la transparencia de los mismos, y se perderán las características que permitirán destacar tus productos frente a la competencia, por esto no es recomendable usar este tipo de productos.