Un coche fuera de uso para desguace

Por desgracia los coches no tienen siete vidas como los gatos, es verdad que son fabricados para que den una gran durabilidad, pero al final se van deteriorando y nos encontramos con un coche viejo con el no podemos ya ni viajar. Es precisamente lo que le sucede a mucha gente que dispone de coches ya muy viejos, coches que mantienen por un cariño sentimental y al que ya no le pueden dar el mismo uso, coches que no están para muchos trotes y que dejan en un rincón sin saber ni qué hacer con ellos. Es una pena porque ni siquiera se les puede sacar un beneficio económico nadie quiere un coche viejo, creo que la gente está tan harta de su coche viejo, de arreglos y de desguaces que lo que quiere más bien es ir en busca de uno nuevo al concesionario. Luego tampoco lo tienen muy fácil que digamos ya que en la tele no hacen más que poner los dientes largos con anuncios de coches que están muy bien y que no se pueden pagar, a día de hoy es más fácil aspirar a un coche de ocasión que a uno nuevo.

Mientras tanto la gente le da el uso que le puede dar al viejo o lo deja en la calle casi abandonado esperando casi que ocurra un milagro, esperando a ver si alguien se interesa por él y al menos nos lo quita del medio. Lo que ocurre es que somos incluso un poco avariciosos hay veces en las que sabemos que llevándolo al desguace será la mejor solución, pero queremos que nos den más de lo que nos pueden ofrecer en un sitio como este, y así es como al final dejamos coches abandonados en la calle, en una plaza de garaje, en una parcela en el campo, en cualquier sitio con tal de no deshacernos de él solo porque no nos interesan las condiciones. Si una cosa debemos tener clara es que al final saldremos perdiendo de todos modos porque si acudimos a un sitio como http://www.cochesparadesguace.com/ al final podremos conseguir una tasación decente, ya que entregándoles el coche nos darán una compensación económica.

En cualquier caso, lo que no debemos hacer bajo ningún concepto es dejar un coche abandonado en plena calle ya que no es bueno ni para los viandantes ni para el resto de tráfico que pasa por allí.